13/06/2024

Una vez dentro de nuestro cuerpo el SARS-CoV-2 ¿Qué hace? ¿Cómo reacciona nuestro cuerpo para eliminarlo? y ¿Cómo podemos mejorar nuestro Sistema Inmunitario?

1º Hay que saber que los virus son patógenos (agentes infecciosos que producen enfermedad) que NO pueden vivir  por sí solos, sino que necesitan a un ser vivo, en este caso a nosotros, nuestras células para poder vivir y reproducirse y como muy bien sabemos llegan hasta allí a través de ojos, boca o nariz.

Es decir, necesitan de una casa=nuestras células para vivir sino se mueren en el ambiente exterior.

¿Y cómo es capaz de entrar en nuestras células?

Muy fácil, con una llave (la proteína S) que tienen en su superficie. Esa llave puede abrir la cerradura (el receptor ACE-2) de nuestras células, su casa.

Os marco con 2 flechitas negras el reconocimiento de la llave y la cerradura:

Vale, y una vez que está dentro de nuestras células ¿qué hace?

Pues es super listo, se acomoda en su casa (las células) y utiliza su impresora para hacer fotocopias de él, es decir, reproducirse/multiplicarse y conseguir que cada vez haya más virus en nuestro cuerpo. Una vez que las copias están listas, salen de la célula donde se originaron, la destruyen y comienzan a infectar a otras células de nuestro cuerpo.

De tal manera que una infección con este tipo de Coronavirus produce que en unas 24h haya en nuestro cuerpo de unas 10.000 a 100.000 copias de él mismo.

¿Sabéis por qué los efectos secundarios/síntomas que produce el SARS-Cov-2 son tan amplios?

Porque con la llave que tiene puede abrir la cerradura de muchas células de nuestro cuerpo: pulmón, corazón, riñón, vejiga, órganos del sistema digestivo y más… por eso y por la tormenta de citoquinas (que la explicaré más adelante) los síntomas y secuelas que deja son tan diversos (fiebre, tos, dolores musculares, dolor de cabeza, debilidad general, disnea=dificultad para respirar, escalofríos, vómitos, diarrea…).

-Vale, sabemos que el virus es super listo, pero nuestro sistema inmune MÁS.

¿Qué es el sistema inmunitario?

Es una compleja red de moléculas, células, órganos y tejidos que trabajan en conjunto para defendernos de los microorganismos y sustancias tóxicas que podrían enfermarnos —hongos, parásitos, virus, bacterias e incluso nos defienden contra nuestras propias células si se vuelven tumorales y empiezan a multiplicarse sin control.

Es decir, nuestro sistema inmune funciona como un ejército con muchos soldados cada uno especializado en una cosa pero que todos tienen un OBJETIVO COMÚN derrotar al enemigo, en este caso el SARS-CoV-2.

¿Y cómo actúa nuestro sistema inmune cuándo se pone en contacto con el virus? pues con distintos mecanismos, moléculas y células que cada una de ellas tiene una función concreta. Existen 3 líneas de defensa del SISTEMA INMUNITARIO:

-La 1º defensa son la piel y las mucosas, que actúan como barreras para evitar la entrada de patógenos (agentes infecciosos que producen enfermedad= virus, bacterias, hongos…). También actúan como barrera el vómito, el flujo de orina/lágrimas y la tos entre otras.

Por otro lado, tenemos la microbiota: el conjunto de microorganismos beneficiosos que tenemos en nuestro cuerpo y que gracias a que están ellos no nos pueden invadir otros patógenos ya que compiten por el espacio y los nutrientes.

Esta 1º línea de defensa es como una MURALLA para que no pase el enemigo.

-Si esos agentes infecciosos (virus, bacterias, hongos..) pasan esa MURALLA se encuentran con el sistema inmune innato que sería la 2º línea de defensa, que tenemos desde que nacemos y que actúa destruyendo de forma general, a lo bruto, responde siempre igual sin importar de qué patógeno se trate o de si nos ha infectado previamente o no.

Sería como una POLICÍA DE SERVICIO que está las 24 horas dispuesta a responder ante cualquier amenaza rápidamente.

-Si esta inmunidad innata es suficiente para contener la infección, la respuesta de defensa finaliza y no padecemos la enfermedad. Pero con este virus tan potente y desconocido para nuestro sistema inmune no suele bastar con estas defensas y tienen que entrar en juego las «unidades» más especializadas, que es la 3º línea de defensa: el sistema inmune adaptativo o específico que como su nombre indica acaba de forma específica con el patógeno y adquiere memoria por si nos vuelve a infectar en un futuro sepa como atacarlo sin que padezcamos la enfermedad. Los componentes de este sistema son los linfocitos T y B (anticuerpos=inmunoglobulinas).

Una vez conocidas las 3 líneas de defensa que tiene nuestro sistema inmune hay que saber que dentro de estas líneas de defensas existen mecanismos, moléculas, células y órganos cada uno con una función específica. Al igual que dentro de un equipo de fútbol, cada persona tiene su función (entrenador, fisio, delantero, defensa, central, portero…) para finalmente ACABAR con el enemigo, el virus.

 Para empezar, tenemos la médula ósea que es el órgano que se encarga de producir las células del sistema inmune (=fábrica de nuestros soldados).

La inmunidad innata suele comenzar cuando las células infectadas producen unas moléculas de alarma (interferones de tipo 1) que avisan a células vecinas de que están siendo infectadas. Entonces las células vecinas le ponen un candado a su impresora para que el virus no haga copias de sí mismo en ellas ni llegue a entrar.

-Células “glotonas”=se comen el patógeno y acaban con él (neutrófilos, monocitos).

Células glotonas y chivatas = se comen al patógeno y alertan a otras células del sistema inmunitario que hay una infección y hay que atacar (células dendríticas, macrófagos).

Moléculas chivatas que avisan a otras células que hay infección (citoquinas, moléculas del complemento).

Células asesinas= células capaces de matar a células que han sido infectadas/dañadas (células NK= natural killer y linfocitos T citotóxicos).

-Células ayudantes ayudan a que otras células del sistema inmune actúen con más eficacia (Linfocitos T colaboradores).

Mísiles teledirigidos = linfocitos B , que se diferencian en células memoria o plasmáticas que producen anticuerpos = destruyen muy específicamente el patógeno (virus, bacteria…) que está infectando al cuerpo. Actúan “poniéndole un esparadrapo” a la llave del virus como si la enrrolláramos con cinta aislante de tal manera que no pueda entrar en la cerradura de las células y así no pueda infectarlas y hacerse cada vez más copias de sí mismo.

-Por el contrario, sino se monta bien la respuesta y el Sistema Inmune no es capaz de eliminar al virus de forma adecuada, a tiempo, lo que tenemos es la producción descontrolada de citoquinas, conocida como cascada o tormenta de citoquinas. El problema del 15% de los pacientes que se contagia de SARs-CoV-2 no es solo la infección causada por el virus, sino la forma en que responde nuestro organismo para luchar contra ella.

Imaginaos en la guerra: Hay dos ejércitos que pelean entre sí, pero a veces las bombas lastiman a los del propio bando y no al del enemigo.

Lo llamamos daño colateral. Es lo que ocurre cuando la respuesta inflamatoria es tan vigorosa, que se descontrola. El sistema inmune entra en un bucle perjudicial para el propio sistema, pierde el control, no da a abasto y se produce un daño en el tejido (pulmonar, hígado=hepático, riñones=fallo renal, corazón= fallo cardíaco, intestino, vasos sanguíneos=producción de coágulos, arritmias…) que como consecuencia produce una serie de efectos orgánicos que son los que están dando lugar a la gravedad de esta enfermedad y que pasan de los síntomas leves a otros síntomas mucho más graves como tos con esputos, falta de aliento que impide la respiración (con necesidad de respiración artificial) e incluso en enfermedades con un grado de severidad alto se ve una disminución de ciertos leucocitos y una serie de insuficiencias renales y cardiacas que pueden conducir a la muerte del paciente. En definitiva lo que se produce es un descontrol del Sistema Inmune y un fallo multiorgánico.

Si en cambio, todo ha salido bien y no se ha descontrolado la respuesta del Sistema inmune, una vez que se elimina la infección, la mayoría de los linfocitos B y T mueren, pero una pequeña fracción sigue circulando por la sangre, en forma de células de memoria, como si fueran veteranos de guerra que no han olvidado a su enemigo. Lo mejor es que están listas para volver a reconocerlo de forma específica y cuando nos vuelva a infectar el mismo patógeno en un futuro (virus, bacteria…) nuestro sistema inmune ya sabe que plan efectivo seguir y lo destruirá sin que padezcamos la enfermedad.

El 99% de la población que se infecta por este virus va a tener tiempo de generar una respuesta inmune específica y por tanto de producir células memoria. Otra cosa es cuánto tiempo va a durar esos células memoria en nuestro cuerpo (de 4 a 8 meses se está observando).

Precisamente aprovechando esto, la vacunación consiste en estimular a nuestro sistema inmune para que se generen anticuerpos y células de memoria que estén listos para actuar cuando llegue el patógeno real. Es decir, el objetivo de las vacunas es que cuando nos infecte el virus tengamos los anticuerpos listos para ponerle el esparadrapo/cinta aislante a las llaves del SARs-CoV-2, que no infecte a nuestras células y por tanto, que no padezcamos la enfermedad.

¿Cómo podemos mejorar nuestro sistema inmunitario?

El sistema inmune se debilita con el paso de los años igual que se debilita todo el organismo, ya que va envejeciendo y ralentizándose; la médula ósea (que es la fábrica de las células del sistema inmunitario) ya no produce tanta cantidad de células a partir de los 40-50 como cuando estás en plena adolescencia.

Por lo que, la edad que tengamos afecta a como funciona el Sistema Inmune además de la genética, si tomamos alcohol, drogas, si hacemos o no deporte, si descansamos lo suficiente, si comemos saludable, los niveles de estrés/ansiedad que tenemos… no los complejos/remedios caseros que nos intentan vender (vitaminas, minerales, plantas, infusiones, batidos…)

Para terminar, quiero destacar que ya alertaban desde 2007 al observar a los virus de aquel entonces SARS-COV-1 y MERS que en cualquier momento un virus de esta familia u otra podría dar el salto a infectar a humanos y ser una bomba de relojería…

¿Podríamos haber estado mejor preparados para esta pandemia? Sí, mucho más.

 –¿Cómo? INVIRTIENDO en ciencia, sanidad….pero ahí se quedó.

Ahora GRACIAS a que se están invirtiendo millones y millones de euros en investigación, ciencia (contratación de más investigadores, desarrollo de nuevos test, fármacos, vacunas, material sanitario, infraestructura… vamos a tener o estamos teniendo los medios para frenar a SARS-COV-2 de una forma increíblemente rápida.

En mi siguiente post hablaré sobre sí son seguras las vacunas que se han desarrollado en tiempo RÉCORD y si yo me la pondría…. (Los que me conocen ya saben la respuesta… jeje).

PD: el Sistema Inmune es mucho más complejo y participan mucha más células, moléculas, órganos… pero en este post he intentado explicarlo de una forma en la que pueda llegar a entenderlo todo el mundo. Espero que así haya sido sino podéis preguntarme siempre cualquier duda… 🙂

Saludos,

Carmen.

6 comentarios en «Una vez dentro de nuestro cuerpo el SARS-CoV-2 ¿Qué hace? ¿Cómo reacciona nuestro cuerpo para eliminarlo? y ¿Cómo podemos mejorar nuestro Sistema Inmunitario?»

  1. Te felicito por divulgar tan bien este tipo de temas tan importantes e interesantes. Deseando pronto leer lo de las VACUNAS y saber tu opinión personal al respecto. Quedo expectante. Un abrazo.

    1. ¡¡Muchísimas gracias Jose Manuel!! Me alegro que te haya gustado y que me haya expresado bien. Pronto subiré ese post y quizá haga algún vídeo divulgativo también. Un abrazo 🙂

  2. Muchas gracias por tu divulgación, siendo científica lo explicas para que la gente normal de la calle lo entienda.

    FELICIDADES

  3. This is very interesting, You’re an excessively
    skilled blogger. I have joined your rss feed and sit up for in quest of extra of
    your great post. Also, I have shared your web site in my social networks.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *