21/02/2024

¿3ª dosis? No tan rápido velocistas…

En España empezó a administrarse la 3ª dosis de la vacuna frente a la Covid a principios de octubre de 2021 pero ¿está justificada? ¿Es necesaria? Vayamos por partes…

1º¿Para quién sería necesaria en estos momentos con los datos que tenemos?

-Para personas con el sistema inmunitario debilitado. Y ¿cómo puede debilitarse el sistema inmunitario?

-Por 2 causas:

Naturales: vejez (a partir de los 75 años y en algunas personas con más intensidad que otras), personas con alguna enfermedad grave o aquellas que nacieron con algún problema genético que afecte a su sistema inmunitario.

-Artificiales: por tratamientos con fármacos, en el caso de cáncer, sida… o personas que han sido transplantadas.

Por lo tanto, sea por motivos naturales o artificiales, en estas personas el sistema inmunitario está debilitado, por lo que serían las personas en las que puede ser necesario administrar una tercera dosis para reforzar a su sistema inmunitario y que sea más efectivo frente a la infección por Covid-19.

Y ¿qué pasa con el resto de personas que no están dentro de ese grupo? ¿Cuándo sería conveniente ponerse la 3ª dosis?

-1º hay que saber cuanto dura la inmunidad, que todavía no lo sabemos. A día de hoy, no es necesaria una 3ª dosis de modo generalizado, solo en personas inmunodeprimidas.

Pero si los estudios dicen que pasados 4-6 meses las cantidades de anticuerpos son mínimas ¿por qué no necesito una 3ª dosis?

-A medida que pasa el tiempo, la cantidad de anticuerpos va disminuyendo en sangre y van resultando indetectables en los test. Sin embargo, esto no significa que el individuo quede desprotegido frente a una futura reinfección ya que SIEMPRE, después de cualquier infección natural o vacuna que nos pongamos la cantidad de anticuerpos y células del sistema inmunitario en sangre va disminuyendo, esto es así porque si no, en nuestro cuerpo conforme vayamos cumpliendo años y tras todas las exposiciones frente a bacterias, virus.. que vamos recibiendo a lo largo de nuestra vida pesaríamos más de 300kg por la cantidad de células acumuladas y no tendríamos sangre si no gelatina.

-Por lo tanto, es normal que pasadas unas semanas o meses tras la infección o tras haber recibido la vacuna, los niveles de anticuerpos vayan bajando paulatinamente. Pero que los anticuerpos bajen no significa que estemos en riesgo porque tenemos células de memoria que en el caso de una nueva infección, producirían de nuevo anticuerpos.

-Además, un estudio publicado en 2016 mostraba que contra el virus SARS-CoV (el que causa el síndrome respiratorio agudo severo, SARS, que surgió en 2002), las células T de memoria persisten hasta 18 años después de la infección. En el caso concreto de la Covid-19, todavía no sabemos cuánto tiempo puede durar esa inmunidad celular, pero si lo comparamos con otros coronavirus pueden ser años. Eso es lo que se está estudiando.

-Así que, “la propuesta de vacunar con tercera dosis a mayores de 18 es “desesperada” y carece de evidencia científica. Están apostando a poner terceras dosis para llegar con la situación lo más controlada posible a Navidad. Sinceramente, no es la solución. Es mucho más importante llegar a los no vacunados.” Alfredo Corell.

-La única manera real de detener el avance de las variantes es conseguir el máximo nivel de vacunación a nivel planetario. Los países con un nivel de inmunización bajo son los principales cultivos de futuras y nuevas variantes. Por lo tanto, con los datos que tenemos ahora, habría que enviar esas innecesarias 3ª dosis a países que todavía tienen muchas personas con ni siquiera una dosis.

-Ahora mismo la población está protegida con la pauta de 2 dosis que se realizó. Lo que hay que insistir es en que se vacune la gente que no ha recibido ninguna dosis. Pero, en la gente que está sana con una respuesta inmunitaria competente no es necesaria esa tercera dosis de refuerzo porque con 2 dosis nuestro cuerpo ya sabe como actuar frente al virus en caso de infección.

-“No podemos estar inmunizando a la población siempre con el mismo diseño de vacunas (contra la proteína Spike del virus original de Wuhan). Para dar un refuerzo tendríamos que pensar en vacunas multivalentes, que incluyeran las variantes que han aparecido e incluso otras partes del virus. Tenemos que ir pensando en otro diseño de vacunas y no seguir haciendo recuerdos con el mismo tipo de vacunas que hemos empleado en la primera y segunda dosis”. Marcos López Hoyos (inmunólogo y presidente de la Sociedad Española de Inmunología, SEI)

RESUMEN:

-No necesitamos 3ª dosis universales. Necesitamos alcanzar a la gente que todavía no se ha vacunado y a los inmunodeprimidos.

Saludos,

Carmen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *